Andino Art

ARTISTAS PROMOCIONALES

  • Cartografías de Río

    17.09.2013

    Vitrina del arte
    17 de septiembre al 18 de noviembre de 2013


    A lo largo de la historia del arte colombiano, el paisaje ha sido interpretado desde una mirada contemplativa hasta un punto de vista político del territorio. Hablar del paisaje de río y su entorno social implica hablar de un artista que recorre la geografía y se acerca a una realidad compleja como la de cientos de ribereños víctimas del cruce de violencias del conflicto armado en Colombia. Manglar (2000) de Ernesto Restrepo, muestra los microterritorios que han sido creados por intervención militar del territorio. Los soldaditos de juguete forman un manglar monocromo o territorio ocupado que representa una cartografía camuflada y bélica del país. En el caso de Teresa Sánchez el paisaje tiene en cuenta sus recursos naturales, transforma maderas de la selva tropical colombiana en formas orgánicas y crea una ondulación como si intentara dibujar el cauce del río.


    Ernesto Restrepo (Montería, Córdoba, 1960)


    Magíster en Artes de la Universidad de Pensilvania (Filadelfia) y diseñador gráfico de la Universidad Pontifica Bolivariana. Desde 1985 expone regularmente en muestras individuales y colectivas. El artista señala que el Proyecto Río Magdalena surgió cuando en un almacén de Estados Unidos promocionaban una ganga de soldaditos de plástico. Restrepo de vez en cuando compraba una o dos bolsas de estos juguetes hasta lograr reunir una gran colección. En una de esas oportunidades, asoció los cientos de piezas de plástico con un hecho que había vivido en un viaje a Colombia, transitando por la carretera Medellín–Bogotá: cientos de soldados en las carreteras y varios retenes militares. En ese momento comenzó a estructurar la idea del proyecto que lo ha llevado a realizar varias instalaciones, interviene el espacio de exposición con sus piezas permitiéndole al espectador recorrer la obra.


    Teresa Sánchez (Santa Marta, Magdalena, 1957)


    Sus esculturas esbeltas, minimalistas, basadas en formas naturales, han tenido gran reconocimiento nacional e internacional. De la geometría a la abstracción orgánica, Sánchez ha sostenido una línea de trabajo que hoy la sitúa como una destacada escultora. Plantea claras alusiones a especies animales y vegetales elaboradas con maderas como el naranjillo y el nazareno, combina diversas tonalidades y acentúa su color natural aplicando aceite de linaza o cera natural. La serie titulada Orden y naturaleza fue seleccionada por el Ministerio de Relaciones Exteriores, en el marco del programa Colombia en el exterior, para exponerla en Argentina, Chile y Uruguay.

CULTURA EN BOGOTÁ