Andino Kids

CONSEJOS KIDS

  • 25.12.2013

    Aprendiendo a ahorrar

    Aprender a ahorrar desde niños se convierte en una característica importante para un adulto, ya que es un hábito difícil de adquirir, pero que a largo plazo puede proporcionar tranquilidad y mejorar la calidad de vida. Los niños no tienen ninguna responsabilidad económica importante, pero sí adquieren dinero de varias formas, los padres, abuelos o tíos suelen regalar aunque sea unas monedas para que gasten en algo que quieren en la mayoría de ocasiones, lo que deben hacer los padres, es enseñar a los niños a ahorrar para invertir el dinero en algo que se quiere o necesita.

    Debemos resaltar a los niños que entre más se ahorre mejores cosas se podrán adquirir, los pasos a seguir con los niños para iniciar un ahorro son:

    1. Inicialmente comprar una alcancía, es importante que esta tenga forma de marranito o de alguna figura de dibujos animados que al niño le llame la atención, esto lo motivará para que su muñeco favorito esté llenito de dinero.

    2. Debes incentivar el ahorro recordando que esa alcancía debe llenarse para algo en específico; es decir, debes ponerle un fin o un motivo al ahorro, así el niño luchará por conseguirlo incansablemente.

    3. El dinero no solo debe regalarse, los niños deben ganarlo con su “trabajo”, cuando realice una actividad extra en la casa o te ayude en algo más de sus obligaciones, reconoce su labor y explícale que en la vida adulta el dinero se gana con el trabajo diario, eso fortalecerá su responsabilidad e interés por conseguirlo.

    4. Recuerda establecer la suma de dinero que les será entregada, explícale los valores de los billetes y monedas, así el mismos podrá hacer cuentas de cuánto dinero pueden tener ahorrado.

    5. A la hora de invertir el dinero ahorrado no lo limites, permítele tomar sus propias decisiones al respecto, así podrá darse cuenta si lo gastó bien o mal, todos aprendemos de los errores.

    6. Luego de culminar el proceso de ahorro con la compra puedes iniciar uno nuevo, por más dinero o con un objetivo más claro.

    Recuerda, es importante que el niño siempre vea en ti un ejemplo, así que planea tú también un ahorro, tu hijo verá que también estás interesado en fortalecer este hábito.