Andino Kids

CONSEJOS KIDS

  • 21.01.2015

    ¿Cómo dejar el chupo?

    El chupo es un objeto que en los primeros años de vida puede servir para calmar al bebé, entretenerlo o le ayuda a quedarse dormido y relajarse, pero muchas veces su uso puede tornarse excesivo y ocasionar problemas a largo plazo, no siempre debe usarse para que el bebé se calme cuando llora o se vaya a la cama, esto puede hacer del chupo una obsesión o capricho para el bebé.


    Debe tenerse en cuenta a la hora de usarlo, que no debe ser una constante durante el día, el bebé no puede permanecer con el chupo por largas horas, ya que esto puede ocasionar problemas tanto físicos como de comportamiento. Volverlo un objeto indispensable puede llevar a que el niño cambie sus costumbres y adquiera malos hábitos.


    Es importante que el uso del chupo se suspenda poco a poco, es un proceso como el de dejar el biberón, debe llevarse a cabo con calma y con mucha paciencia, ya que si el niño está muy apegado hará pataleta y exigirá tenerlo de nuevo, debes trabajar en equipo en esta tarea ya que no puedes ceder ante el llanto del bebé.


    Ten en cuenta analizar las necesidades del bebé que el chupo colma, por ejemplo, detectar a qué se debe el uso del chupo y remplazar este hábito con otro, alternarlos y brindarle nuevas experiencias.


    Intenta ocultar el chupo o los chupos a los que el niño tenga acceso, ya que dejar de verlos por todo lado o saber que están ahí para él le permitirá despegarse de ellos y del hábito de usarlo.


    Finalmente como en todo proceso de aprendizaje para tu bebé es importante que brindes apoyo, cariño y paciencia para que se cumplan los objetivos.