Andino Kids

CONSEJOS KIDS

  • 21.05.2014

    Especial Madres: aliméntate bien para ti y tu bebé

    Mantener una buena alimentación antes y durante el embarazo es fundamental para tu salud y la del bebé durante los nueves meses de gestación; la alimentación debe mejorar durante el embarazo, ya que cada etapa de desarrollo requiere alimentos, nutrientes y vitaminas diferentes para fortalecer al bebé y mantener tu salud.

    Es importante tener en cuenta las siguientes recomendaciones, antes, durante y después del embarazo. Debes aumentar el consumo de alimentos ricos en:

    Ácido fólico: estos alimentos ayudan a prevenir malformaciones tanto en tu organismo con en el del bebé, además aporta las proteínas fundamentales durante el desarrollo del bebé. Los alimentos que contienen ácido fólico son: aguacate, papaya, brócoli, fresas, maní, toronja y vegetales en general.

    Calcio: consumir alimentos ricos en calcio es fundamental para el fortalecimiento de los huesos y dientes, además previene la hipertención en la madre. Los alimentos ricos en calcio son: pescado, productos lácteos (queso, leche, yogurth), cereales ricos en fibra, las acelgas y la espinaca. Si eres intolerable a la lactosa, recomendamos consumir los productos lácteos de la línea descremada y deslactosada o ligth, para evitar el estreñimiento y la pesadez.

    Hierro: este es un nutriente primordial en la producción de glóbulos rojos tanto en la madre como en el hijo, evitando así el riesgo de sufrir anemia. Puede encontrar hierro en alimentos como: carne de res, carne de pavo, pescado, legumbres, cereales, huevo y frutas ricas en cítricos ya que estas aumentan su absorción, es recomendable complementar la alimentación con suplementos vitamínicos ricos en hierro y vitamina C.

    Es normal que durante el embarazo se presenten algunas molestias estomacales o relacionadas con el comportamiento de tu metabolismo, algunas como el estreñimiento, el reflujo y la acidez, las nauseas y la fatiga, todas éstas se pueden controlar con una sana alimentación, con unos horarios establecidos para el consumo de alimentos, tranquilidad y buen reposo y descanso.