Andino Kids

CONSEJOS KIDS

  • 01.01.2014

    Hábitos de alimentación

    La primera infancia es la etapa del crecimiento en la que los niños adquieren y fortalecen sus hábitos, tanto buenos como malos, luego de adquirir esos hábitos es muy difícil lograr cambiarlos, por eso es importante que durante los 3 primeros años se fortalezcan las bases de una buena alimentación.

    Durante esta etapa, el crecimiento y los cambios hacen que los niños tengan temporadas en las que el apetito no se manifiesta y se vuelven enemigos de la hora de comer, es importante hacer del momento de la comida un espacio tranquilo, en el que el niño se concentre en la comida y no se distraiga con ningún tipo de actividad diferente; es importante que tengas en cuenta:

    1. Si el niño se resiste a comer, tomar medidas drásticas con los niños para que lo haga, puede convertirse en un problema a largo plazo ya que el niño va asociar la comida con un momento tenso e incómodo, en el que se le obliga a hacer algo que no quiere.

    2. Es importante cambiar la dieta, el niño debe identificar diferentes alimentos a diario, ya que si se torna monótona la alimentación, nada va a motivar al niño a sentarse a la mesa. Un programa de alimentación variado puede abrir el apetito y ayudarte a descubrir qué le gusta y qué no.

    3. No permitas que tu hijo coma frente a la televisión, libros de juegos, juguetes o en situaciones que puedan distraer su atención, ya que para cada cosa hay un momento, el niño debe estar enfocado en la alimentación, de lo contrario te verás obligado a llamarle la atención para que coma.

    4. Comparte el momento de la comida con tu hijo, es importante que este momento se torne tranquilo y relajado, hablar sobre sus experiencias o compartir algún tema en común permitirá que el ambiente no esté tenso y él niño disfrute la comida, aprenda a usar sus propios platos y cubiertos, adquiera buenos modales en la mesa y comparta un momento en familia.

    5. Si se rehúsa a consumir algún alimento una opción presentar los alimentos de forma divertida y diferente, cambiar la presentación de los alimentos o combinarlos con otros que sí le guste, recuerda que es importante probar al menos 10 veces con el mismo alimento antes de darte por vencido.