Andino Tourist

ÚLTIMAS TENDENCIAS

  • 11.10.2013

    Mix and match: aprende a mezclar estampados

    Porque Joseph Gordon-Levitt o Justin Timberlake no pueden estar equivocados y porque las reglas (de estilo) están ahí para romperlas. Te proponemos que combines sin temor a errar distintos estampados. Demos la bienvenida así a un otoño muy, muy atrevido. Sí, se puede.

    El insospechado ícono de moda, El Duque de Windsor, fue un claro renovador del encorsetado modo de vestir victoriano y popularizó en su exilio norteamericano, y con mucha gracia, la combinación de estampados. Este uso estético era frecuente entre la aristocracia inglesa en su vesturio informal, ese que utilizaban en las abundantes actividades de outdoor, en sus casas de campo. Y hoy, los que dictan las tendencias en el universo de la moda se proponen recuperarlo.

    Si ya has aceptado ampliar la paleta de color de tu fondo de armario, si entre tus básicos has acogido con interés ciertos complementos que antes desechabas, si abrazas con entusiasmo las últimas tendencias, este es el momento de jugar con los estampados. Se trata de una de la propuestas clave de los principales diseñadores en moda masculina para esta temporada otoño invierno 2013/2014. El reto es que los cuadros junto a las rayas encuentren un hueco en tu indumentaria habitual.

    El objetivo es imprimir carácter y restar seriedad a tu outfit de trabajo. Rejuvenecer tu look, dotarle de un aire más casual, y recuperar su esencia refinada.

    Las grandes firmas de moda –Prada, Louis Vuitton, Saint Laurent– lo han dejado claro en las pasarelas: la idea es combinar con desenfado un traje de estampado a cuadros con camisetas o camisas a rayas; una prenda de outwear con un print geométrico, y unos pantalones exactamente con otro.

    a0

    Claves para no morir (de ridículo) en el intento

    No, no todo vale. El éxito radica en ser sutil –la elegancia se descubre en los detalles.

    Hay que cuidar la combinación de texturas y colores y siempre buscar el equilibrio. Elegir una prenda más fuerte, con más personalidad, y combinarla con otra suave, de un tejido más fino, en una gama de color más tenue, que contraste. Que sea una única prenda sobre la que se deposite la carga visual. Otra fórmula más sencilla de éxito es elegir colores que se encuentren dentro de la mismo gama cromática.

    No es momento de ser ni de parecer tímido: mezcla sin parar.

Video Blog

EVENTOS STYLE