Andino Tourist

ÚLTIMAS TENDENCIAS

  • 22.07.2015

    Un blazer, para toda ocasión

    El blazer es una prenda que inicialmente fue diseñada para el público masculino, específicamente para los marineros ingleses durante la época de 1830. Posteriormente se fue utilizando en diferentes escenarios como clubes náuticos y colegios de elite que lo empleaban como parte de su uniforme. De la misma forma incursiono dentro del género femenino como una prenda que proyectaba seriedad y elegancia.


    Pero sin lugar a duda fue el genial Yves Saint Laurent, quien logro a través de la creación de su esmoquin femenino posicionar esta prenda dentro del mundo de la moda y convertirla en unos de los básicos que por regla toda  mujer debe tener en el closet.


    Blazer_1


    El blazer ha prevalecido dentro del mundo de la moda, gracias a su evolución y adaptabilidad, pero su reinvención y diferentes estilos han hecho que esta prenda logre dejar atrás ese añejo concepto y convertirse en una prenda audaz que ocupa un lugar prioritario en nuestro armario.


    Tips


    1. Si tu cuerpo es tipo pera, es decir pecho y cintura pequeños y caderas prominentes, debes tener muy en cuenta el largo de blazer, este no debe cubrir toda la parte de la cola, ni tampoco estar por encima de ella, lo ideal es que el largo llegue a la mitad o un poco más alta


    2. Los botones aunque no lo creas son un factor que más allá de ajustar o abotonar tu blazer, contribuyen a crear interesantes efectos visuales como el hecho de querer alargar tu torso, para ello basta con que elijas un blazer con botones en fila. Si eres una mujer de poco busto lo ideal es que los botones deben estar justo debajo de esta zona, esto con el fin de hacer más prominente la parte superior. Si tienes un busto grande y deseas es el efecto contrario, tu blazer debe tener los botones en la parte de la cintura


    Blazer_2


    3. Los diseños y propuestas que han venido con los blazers, han traído una amplia gama de detalles como asimetría en los cierres, apliques, bolsillos, botones, cintas, entre otros, estos suelen tener un fin y es resaltar la parte que consideres tu punto fuerte.


    4. A la hora de escoger el color ideal, lo mejor es pensar en tus necesidades inmediatas por esta razón la mejor opción es optar por colores neutros y lisos, de esta manera garantizas un guardarropas versátil, dinámico y cero complicado. Comienza por estos colores: negro, azul oscuro, marfil y beige, estos tonos son básicos y fundamentales a tal punto que te podrán sacar de más de un apuro.

Video Blog

EVENTOS STYLE

Ver artículos relacionados